Teléfonos de contacto
965 249 929 | 616 191 197

¿Se puede ahorrar con las estufas y calderas de biomasa?

Es una pregunta que cada vez más nos hacen los clientes. El uso térmico de la biomasa ha tenido un alto crecimiento en los últimos años y se plantea como una alternativa sólida a otros sistemas de calefacción en nuestro país.

 

¿Qué es la biomasa?

La Asociación de Empresas de Energias Renovables nos da una buena definición:

En el contexto energético, la biomasa puede considerarse como la materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Estos recursos biomásicos pueden agruparse de forma general en agrícolas y forestales. También se considera biomasa la materia orgánica de las aguas residuales y los lodos de depuradora, así como la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU), y otros residuos derivados de las industrias.

Fuente: appa.es

En el siguiente esquema, también podemos ver con claridadel ciclo de vida en el uso de biomasa.

 

Esquema del uso de la biomasa. Fuente: areaciencias.com
Esquema del uso de la biomasa. Fuente: areaciencias.com

 

Cuando hablamos de aparatos que funcionan con biomasa hay que destacar su importancia medioambiental. Y ya sabemos que son necesarias medidas para tener mayor sostenibilidad en el futuro.

Pero mucha gente se plantea si además, verdaderamente el uso de aparatos como estufas o calderas de biomasa, suponen un ahorro no solo energético, sino también económico.

 

Ahorrar con calderas y estufas de biomasa

La respuesta a la pregunta inicial del artículo, si es posible ahorrar con las estufas y calderas de biomasa es sí.

Se obtiene un más que interesante ahorro con el uso de la biomasa.

De hecho, el importante ahorro económico que supone a familias, empresas y administraciones es la principal razón del paso a biomasa, en relación a los gastos de calefacción convencionales.

Se trata de una solución que aporta calidad de vida a los usuarios manteniendo un alto nivel de confort.

 

Beneficios del uso de la biomasa

  • El uso de la biomasa como fuente de energía fomenta la economía interna y local, y revitaliza las zonas rurales
  • Permite una mejor gestión de los bosques
  • Podría generar muchos puestos de empleo locales estables
  • Logramos reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados
  • La biomasa nos puede proporcionar liderazgo tecnológico
  • Se reduce el coste para los consumidores finales, siendo más eficiente y más económica que cualquier otro combustible

 

Algunos datos interesantes sobre el uso de biomasa

Sin ir más lejos, es importante ser conscientes de la importancia que está tomando últimamente el uso de biomasa, pues ya supone el 0,34% del PIB de España, lo que corresponde a un volumen anual de unos 3.700 millones de euros.

La energía generada con biomasa en España nos permite dejar de importar a los españoles el equivalente a más de 10 millones de barriles de petróleo, y reducir por tanto las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el uso combustibles fósiles como son el gasóleo o el gas natural.

La utilización de biomasa como fuente de energía térmica evitó en 2016 la emisión de 3,68 millones de toneladas de CO2 en España, contribuyendo así a la reducción de gases de efecto invernadero en España el equivalente a la contaminación que producen 2,45 millones de vehículos durante un año.

 

Mercado de la biomasa en 2016

En 2016 se batió un nuevo record en la venta de estufas de pellets mientras que se produjo un descenso en la instalación de calderas de biomasa.

La tendencia de comercialización que ha basculado hacia el canal “grandes almacenes de bricolaje” continúa al alza con equipos cada vez de menor potencia pero más tecnificados: la potencia media de las estufas comercializadas en 2016 fue de 11,3kW de potencia.

Respecto a la instalación de calderas de biomasa de 50 kW o más, es decir las instalaciones industriales y colectivas, se redujo un 15% en número y es el grupo de instalaciones de biomasa que más ha reducido la potencia instalada.

Las principales causas de esta reducción viene marcada por una consecución de hechos que no han favorecido el cambio de calderas eficientes: meses de inestabilidad política, bajos precios del gasóleo de calefacción al principio del año y un invierno relativamente suave con menores requerimientos térmicos.

Los últimos datos de 2017 hacen percibir que esta tendencia está cambiando sobre todo debido a que el precio del gasóleo de calefacción el pasado invierno creció más del 50% con respecto al año anterior.

La previsiones de que dispone la Asociación Europea de Biomasa para España es que la instalación de estufas y calderas de biomasa crecerá en un 17% con respecto al 2016, es decir que se prevé la instalación de más de 45.000 equipos y más de 1.100 MW.

 

comentarios

comentarios